Noticias RECSACORP

Que el cuentakilómetros de tu coche alcance una cifra cercana al millón no es tarea fácil… aunque, si sigues algunos consejos, las posibilidades aumentarán.

Es la parte fundamental de cualquier coche€ y una de las más costosas; por poner un ejemplo, reemplazar el bloque de un motor diésel 1.6 de cuatro cilindros cuesta en torno a 3.200 euros. Lo mismo sucede con los elementos acoplados a él, como la caja de cambios -desde 900 euros-.

Qué puede destruir la mecánica y cómo evitarlo

Un mal rodaje

Un motor de combustión interna está formado por gran cantidad de elementos metálicos, muchos de ellos lubricados por aceite, que necesitan un periodo de adaptación para acoplarse entre sí. Por ello, durante los primeros 1.000 km hay que pisar el acelerador con progresividad, dejando que el número de revoluciones del motor aumente con suavidad y tratando de no utilizar más de la mitad del recorrido del pedal del acelerador.

Quedarse sin aceite

Todo motor de combustión puede consumir una pequeña cantidad de aceite; algunas marcas aceptan como ´normal´ hasta 1 litro cada 1.000 km; en esto casos, conviene comprobar el nivel, al menos, cada 2.500 km. La falta de este fluido puede tener como consecuencia que los materiales metálicos rocen entre sí y se produzca una importante avería -coloquialmente se conoce como ´gripar´ el motor- que afecte a los pistones, los cilindros, el cigüeñal, el árbol de levas y/o la culata. En el mejor de los casos, el coste de la reparación estará en torno a los 1.000 euros.

 

Apurar el depósito

Los combustibles, aunque sean de muy buena calidad, tienen impurezas que no llegan al motor gracias al filtro. Pero con el paso del tiempo, se acumulan en el fondo del depósito y, si apuramos este en exceso, serán succionados por la bomba y pueden obstruir el paso de combustible provocando daños en los inyectores -cada uno cuesta de media unos 350 euros-.

Recorridos cortos en frío

Después de estar varias horas parada, la bomba de aceite del motor suele tardar unos minutos en lubricar de nuevo todo el circuito. Por ello, los recorridos cortos -en torno a un kilómetro- son bastante perjudiciales para el motor. Una solución para prevenir averías a la larga es dejar el motor al ralentí entre 10 y 30 segundos antes de emprender la marcha, para que la presión del aceite sea la adecuada.

Y CUIDADO CON ESTO…

Consejos para que dure la válvula EGR

¿Qué es?: Se trata de un dispositivo ubicado en el motor y que se encarga de reintroducir parte de los gases de escape en los cilindros. De esta manera, se reduce el consumo de carburante y se completa la combustión de esos gases, algo que reduce las emisiones contaminantes.

Consejos para que dure: Conviene limpiarla cada 50.000 km -en un taller te cobrarán 40e aprox.-. Generalmente se avería más en motores diésel, ya que se acumula carbonilla cuando se acelera en marchas largas desde un régimen muy bajo.

Qué pasa si se rompe: El motor pierde rendimiento y pueden producirse tirones, ya que no permite que los gases vuelvan a reintroducirse en los cilindros, de modo que el motor falla y aumentan el consumo y las emisiones contaminantes. Reemplazarla cuesta, de media, unos 250 euros.

Consejos para que dure la bomba de agua

¿Qué es? Se encarga de impulsar el líquido refrigerante por el interior del motor para evitar que se sobrecaliente.

Consejos para que dure: Hay que reemplazar el refrigerante cada cuatro años como máximo -en un taller de mecánica rápida cuesta unos 35e-, ya que con el tiempo el líquido se oxida y puede dañar la bomba. Suelen durar, de media, unos 150.000 km; generalmente se recomienda reemplazarla cada vez que se cambie la correa de distribución.

Qué pasa si se rompe: El líquido deja de circular por el circuito y el motor pierde refrigeración, de modo que puede calentarse. La pieza en sí no es costosa -50 euros aprox-, pero sustituirla requiere de varias horas de mano de obra; sale por 450 euros de media.

Consejos para que dure el tubo de escape

¿Qué es? Es la tubería por la que se expulsan los gases de escape que genera el motor al funcionar.

Consejos para que dure: Evita circular por caminos donde los bajos puedan rozar con el suelo o donde haya pequeñas piedras que puedan salir proyectadas por las ruedas al pisarlas. Su duración media alcanza los 200.000 km aunque si vives en zonas muy húmedas o si el escape experimenta habitualmente cambios bruscos de temperatura -por ejemplo, en desplazamientos muy cortos en invierno- su duración puede ser un 50% menor. Reemplazarlo cuesta, de media, 150 euros.

 

Qué pasa si se rompe: El motor pierde rendimiento y el ruido que genera este se hace mucho más evidente.

Consejos para que dure el sistema de inyección

¿Qué es? Sistema que se encarga de introducir el combustible en los cilindros.

Consejos para que dure: 1.- Evita apurar el depósito de carburante por debajo de un cuarto. 2.- No repostes si ves que el camión cisterna está llenando los depósitos de carburante de la gasolinera -es muy fácil que llegue más suciedad y porquería hasta los inyectores-; debe pasar, al menos, una hora -es obligatorio por Ley, aunque muchas gasolineras no lo cumplen-. 3.- Sustituye el filtro de carburante cada 30.000 km, como mucho -desde 30 e-.

Qué pasa si se rompe: El motor da tirones, falla, se para… y huele mucho a combustible sin quemar. Su sustitución puede llegar a costar entre 200 y 400 euros, en función del tipo de inyección del coche.

Consejos para que dure el turbo

¿Qué es? Elemento mecánico que aprovecha el paso de los gases de escape para accionar una turbina que introduce aire a presión en los cilindros, consiguiendo un mayor rendimiento del motor.

Consejos para que dure: Hay que acelerar suavemente hasta que el motor alcance su temperatura ideal de funcionamiento -unos 5 min. aprox. desde que empiezas a circular- y no apagar el motor de inmediato tras un uso intensivo -mejor dejarlo al ralentí dos o tres minutos para evitar que se carbonice el aceite acumulado en los ejes de la turbina-.

 

Qué pasa si se rompe: El motor pierde rendimiento de forma muy evidente -puede perder hasta 40 ó 50 CV- y expulsa humo blanco por el escape. Reemplazarlo cuesta, de media, unos 1.000 euros.

Consejos para que duren las transmisiones

¿Qué es?: Elementos que hacen llegar la fuerza del motor a las ruedas.

Consejos para que dure: Evita las arrancadas fuertes y hacer patinar las ruedas. Cada 60.000 km, pide en un taller que revisen el estado de los guardapolvos de la transmisión -sustituir cada uno ronda los 30 euros-; si están rotos, la transmisión perderá toda la grasa que la lubrica y se romperá -desde 120 euros-.

Qué pasa si se rompe: Un síntoma inequívoco de que no están en buen estado es que producen ruidos mecánicos en marcha procedentes de los bajos. En caso de que ser llegue a romperse, no transmitirán la fuerza a las ruedas€ y el coche no se moverá.

Consejos para que dure el termostato

¿Qué es? Elemento que regula el paso del líquido refrigerante del motor por el radiador para mantener al propulsor en su temperatura óptima de trabajo -entre 90 y 100ºC-.

Consejos para que dure: Sustituye el líquido refrigerante, como máximo, cada cinco años -60€ aprox-; si el líquido está en mal estado, el termostato se deteriorará más.

Qué pasa si se rompe: El motor tardará mucho en calentarse e, incluso, no lo conseguirá en caso de que el termostato se quede abierto -aumenta el consumo de carburante y el desgaste interno del propulsor-; si se queda cerrado, el motor se sobrecalentará… y puedes llegar a quemarlo -desde 400 euros hasta más de 3.000 euros en función de cuánto se haya sobrecalentado-.

Consejos para que dure el embrague

¿Qué es?: Elemento que acopla y desacopla el movimiento del motor a la caja de cambio.

Consejos para que dure: Se ha de desembragar sin brusquedad y sin revolucionar en exceso el motor -a 1.200 ó 1.300 rpm como máximo-. Nunca se ha de mantener el pie sobre el pedal mientras conducimos ni dejarlo pisado en detenciones -un semáforo, por ejemplo-. Asimismo, al arrancar en una rampa no se debe ´sujetar´ el coche con el embrague medio accionado. Con un correcto cuidado, puede durar más de 200.000 km sin problemas.

 

Qué pasa si se rompe: Directamente, no podrás introducir velocidades y mucho menos iniciar la marcha. Dos síntomas de que está ´en las últimas´ es que ´patina´ -aceleras y, aunque el motor se revoluciona, no transmite fuerza a las ruedas- y que las marchas ´rascan´ al entrar. Remplazarlo cuesta, de media, 400 euros.

Consejos para que dure la dirección

¿Qué es?: Sistema que hace girar las ruedas en función de las órdenes recibidas desde el volante.

Consejos para que dure: Es importante mantener la presión adecuada de los neumáticos; si está muy baja, la dirección soportará un mayor esfuerzo. También conviene maniobrar con el coche en movimiento, no en parado, para evitar sobreesfuerzos. Por último, se ha de sustituir el líquido de la dirección asistida cada 8 años o 60.000 km como máximo -cuesta unos desde 50 euros-.

Qué pasa si se rompe: El conjunto de la dirección debería durar toda la vida del coche; no obstante, puede suceder que se averíe la bomba hidráulica o que tenga una fuga de líquido, de modo que se pierda la asistencia y sea muy costoso -casi imposible, en algunos casos- mover el volante.

Cómo debes hacer para que dure más la mecánica de tu coche

Según Miguel A. García, colaborador técnico de Autofácil

Hay que ser muy escrupuloso con el rodaje incluso si el fabricante afirma que no es necesario hacerlo. Eso sí, con 1.000 km es suficiente para que tanto el motor como la caja de cambios y los demás componentes estén listos para aguantar muchos kilómetros.

No hacer girar el motor a más del 70/75% de su régimen máximo durante un periodo de tiempo prolongado. Esto significa, en un motor de gasolina, no llegar a las 5.000 vueltas, y en un diésel, a las 3.400 rpm. Por supuesto, en caso de necesidad, no hay problema en superar este régimen.

Si se realizan muchos kilómetros en conducción urbana conviene adelantar el cambio de aceite, ya que en estas circunstancias la degradación que sufre es mucho mayor. No está de más hacer lo propio con el filtro de aire, ya que también se ensucia más si hay mucha polución.

Respeta escrupulosamente el mantenimiento programado. No es necesario hacerlo en un servicio oficial, pero siempre hay que exigir siempre recambios y fluidos que cumplan con las especificaciones marcadas por el fabricante. Y las intervenciones deben de estar realizadas por profesionales -cuidado con los talleres low cost-.

 

Cuando el coche alcance un kilometraje considerable -a partir de 100.000 kilómetros- es beneficioso añadir regularmente aditivos para la limpieza de los inyectores -se añaden al depósito de combustible- o el circuito de lubricación -se añaden por el tapón de llenado del cárter-. Hay numerosas marcas -Wynn´s, Metal Lube, Liqui Moly€- y los precios van desde los 5€ hasta los 60€.

La conducción ´ecológica´ llevada al extremo -llevar el motor muy bajo de revoluciones- tampoco es bueno para el motor a largo plazo. Lo ideal es que el régimen esté dentro del rango de par máximo; por lo general, entre 1.500 y 3.000 rpm en los diésel, y entre 1.750 y 3.500 rpm en los gasolina con turbo. Por este motivo, no hay que hacer demasiado caso al recomendador de cambio de marcha, que siempre busca la máxima eficiencia.

En el caso de los motores de gasóleo no se debe utilizar biodiésel -un combustible procedente de aceites vegetales o grasas animales-, ya que puede producir daños en el sistema de alimentación, especialmente en los propulsores dotados de inyección por conducto común. De hecho, muchos fabricantes de coches prohíben su uso y hacerlo puede conllevar perder la garantía.

 

Noticias RECSACORP 0Comentarios By

Una de las partes fundamentales para una buena movilidad en le tránsito es la condición de las llantas para evitar incidentes debido a la condición del terreno.

Es por eso que tienes que saber algunos consejos para mejorar el rendimiento de los neumáticos y que tengan una vida más larga, de esta forma evitarás sufrir de algún percance.

Presión

Infórmate respecto a cuál es la presión adecuada para las ruedas de tu vehículo tanto en las llantas delanteras como las traseras, pues no es la misma para todas.

La presión siempre debe comprobarse con el neumático en frío y, si es posible, una vez al mes. Deberás también revisar la presión después de situaciones anormales, como caer en baches.

Alineación

La alineación de la dirección y suspensión debe mantenerse en buen estado para asegurar la seguridad durante la conducción. Un golpe contra un borde puede afectar la alineación. En estos casos, debes llevar el auto a un taller para que sea revisado.

Rotación

Generalmente, los neumáticos delanteros se gastan con mayor rapidez que los traseros. Recomendamos rotar regularmente los neumáticos, es decir, cambiarlos de posición para emparejar el desgaste.

Durante el mantenimiento, debes tener presente que algunas ruedas no pueden ser ajustadas así, dado que su rotación solo puede ir hacia adelante/atrás y no de izquierda/derecha.

Estado General

Debes atender la apariencia de tus llantas, cerciorarte de cuántas magulladuras, cortes y signos generales de desgaste puedan presentar.

En la medida de lo posible, el desgaste de las llantas debe ser parejo.

Equilibrio

El equilibrado de las llantas anula la posibilidad de un desgaste prematuro, y también elimina las vibraciones.

Equilibrar los neumáticos es una labor que debe cumplirse en un taller especializado. Cada 6 meses debes solicitar un equilibrado de las llantas, así como también cada vez que ellas sean desmontadas o cambiadas.

 

Noticias RECSACORP 0Comentarios By

Los aditivos son vitaminas para su vehículo, sin ellos no se puede estar bien.

Los aditivos aportan limpieza y protección anticorrosión, lubricación estable y estabilidad térmica. Incluso los aceites de motor minerales más simples, que no pueden cumplir hoy con los requisitos de los motores modernos, están compuestos de un 15% de aditivos. Este porcentaje llega en los aceites modernos, como los aceites de motor sintéticos, al 30%. Quizá no lo sepa todavía: Al cargar combustible está cargando también aditivos. Los combustibles modernos de buena calidad contienen también aditivos, por ejemplo, para mejorar la cualidad antidetonante de la gasolina o para hacer el diésel menos sensible a las bajas temperaturas.

Con los aditivos de LIQUI MOLY, está usted protegiendo su motor, reduciendo el consumo de combustible y ahorrando dinero contante y sonante. Nuestros aditivos para aceite limpian el motor por dentro, reducen el consumo de aceite y protegen de corrosión. Son aptos tanto para motores de gasolina como para motores diésel y ayudan a restablecer la potencia original del motor de su vehículo. Nuestros aditivos para gasolina y diésel mantienen limpio todo el sistema de combustible y garantizan una combustión y compresión óptima.

Todos nuestros aditivos tienen un beneficio común: Ayudan a limpiar y mantener a punto el motor y el sistema de combustible, por completo. Además, ayudan a alargar la vida útil del motor y a disminuir el consumo de combustible. De manera que el uso de aditivos no sólo cuida sus finanzas, sino también el medio ambiente.

aditivos

Noticias RECSACORP 0Comentarios By
coche pierde potencia con el calor

¿Por qué tu coche pierde potencia con el calor? El calor del verano no le sienta muy bien a tu coche. Cuando la temperatura exterior supera los 35ºC, tu motor pierde unos cinco caballos de potencia (hasta 15 CV en algunos motores con turbo) y, además, aumenta el consumo de combustible en una media de un litro cada 100 km.

También aparecen otros inconvenientes en frenos (se fatigan antes por el recalentamiento), los neumáticos (su duración se reduce en un 15%), la pintura de la carrocería que pierde perder brillo y el interior, que tiende a decolorarse y deformarse. Todo esto es inevitable, pero sí puedes conseguir que el calor afecte lo menos posible a tu coche:

Aire de admisión del motor muy caliente

Todos los motores, sean diésel o gasolina, necesitan introducir aire en los cilindros para poder quemar el combustible. Cuando la temperatura es elevada, el aire contiene una menor proporción de oxígeno y la mezcla no se queme con tanta facilidad, de manera que el rendimiento del motor decae. Esto se aprecia sobre todo en los motores turbo o con compresor de aire (pierden hasta 15 CV) ya que, como estos motores necesitan más aire para funcionar, la falta de oxígeno les afecta más.

No puedes hacer nada para evitarlo, pero notarás una mayor pérdida de rendimiento si llevas el filtro del aire del motor sucio o las bujías con demasiados kilómetros, dos operaciones de mantenimiento baratas.

Sistema de refrigeración sobrecargado

El sistema de refrigeración se encarga de que el motor no supere la temperatura habitual a la que funciona (entre 85 y 95 grados). En verano, sobre todo cuando circulas a menos de 40 km/h, el electroventilador tiene que actuar más a menudo y baja el rendimiento al motor (en torno a 2 CV). Por suerte, el aumento de consumo es inapreciable.

coche pierde potencia con el calor

No puede evitarse, pero si cambias el líquido refrigerante cada cuatro años y vigilas su nivel una vez al mes ayudarás a tu coche.

Aire acondicionado

El aire acondicionado de los vehículos usa un compresor accionado por el motor. Por tanto, cada vez que se pone en marcha, le resta unos cuatro caballos de media de rendimiento.

Podrías dejar de utilizar el aire acondicionado para evitarlo, pero la pérdida de potencia generada por tenerlo funcionando es tan pequeña que resulta inapreciable. El aumento de consumo (que existe) tampoco es exagerado.

Noticias RECSACORP 0Comentarios By

Cada 22 de junio se conmemora el Día Internacional del Escarabajo de Volkswagen, obviamente en honor al emblemático modelo de la reconocida ensambladora.

El Escarabajo era un subcompacto económico que nació en 1938 y fue el auto con la más larga duración en producción de un solo diseño. El Volkswagen sedán fue el auto más vendido del mundo hasta que en 1997,  el Toyota Corolla lo superó en ventas totales.

La fecha quedó instituida desde el año 1995. El día se fijó debido a que un 22 de junio del año 1934 fue firmado el contrato entre la asociación de la industria alemana del automóvil y el Dr. Ferdinand Porsche.

Porsche debía desarrollar el Volkswagen y presentar el primer prototipo dentro de 10 meses, fue el día que dio inicio a la victoriosa saga del Escarabajo.

Día Internacional del Escarabajo de Volkswagen
Día Internacional del Escarabajo de Volkswagen
Noticias RECSACORP 0Comentarios By

El nivel de aceite del motor

El nivel de aceite del motor debe ser siempre el correcto. Ya que tanto la falta como el exceso de aceite pueden causar graves daños al motor. Si se añade demasiado aceite, pueden generarse burbujas de aire. La bomba de aceite aspira las burbujas y el motor las transporta hasta los puntos de lubricación. Ya que, como bien se sabe, el aire no lubrica, aumenta la fricción en los elementos de roce.

Otro problema del exceso de aceite es la presión elevada del aceite. La presión elevada puede conducir a que las juntas, que deben retener el aceite en el motor, sean arrancadas de su ubicación o sean dañadas, con lo cual el motor deja de ser estanco.

Cada coche lleva su cantidad de aceite

La cantidad de aceite que debe llevar cada coche viene estipulada por el fabricante. Para medirlo, recuerda que tienes que hacerlo con el motor frío y con el coche estacionado en llano. Será entonces cuando tienes que sacar la varilla del depósito que marcará cuánto aceite llevamos en ese momento. Ésta suele tener dos muescas que indican los niveles máximo y mínimo, teniendo que quedar la mancha que hace de chivato entre ellas.

El exceso de aceite es malo

Echar demasiado aceite al motor puede provocar un aumento de la temperatura excesivo en el cárter, lo que acaba afectando a la durabilidad del motor. También puede ser que el aceite salpique a los cilindros, quemándose más de la cuenta, lo que derivará en un aumento de los restos en la cámara de combustión, algo que no le viene nada bien al funcionamiento de la mecánica. Otra de las posibles consecuencias es que el aceite se airee más de la cuenta, momento en el cual se puede crear una especie de espuma que viene del movimiento del propio cigüeñal. Este aceite, ya deteriorado, no lubricará como debe, con lo que se pueden producir sobrecalentamientos. Y todo ello sin olvidar de que podemos engrasar las bujías.

Ante cualquier duda, al taller

Es cierto que cambiar el aceite o, simplemente, rellenar el depósito, no tiene mucho misterio. No obstante, ante la más mínima duda sobre cómo proceder, lo mejor es que lleves tu coche al taller para que te echen una mano. De todas formas, si llevas las revisiones al día y el coche no tiene averías, serán los propios mecánicos los que se preocupen del buen estado del aceite. Llévalo todo al día y no habrá problemas.

La falta de aceite, todavía peor

Si el exceso de aceite no es bueno para el motor, la falta del mismo es mortal. Es el encargado de lubrificar la mecánica, con lo que su labor es absolutamente indispensable para el buen funcionamiento de la misma. Si circulamos con poco aceite, nos arriesgamos a una avería muy grave… y costosa

Noticias RECSACORP 0Comentarios By
La presión de aire de las llantas es muy importante para conservar la vida útil de las mismas, también influyen en el consumo de combustible y...
Noticias RECSACORP 0Comentarios By

Theme Settings